García Lorca, Federico

Federico García Lorca, nacido en el pueblo granadino de Fuente Vaqueros el 5 de junio de 1898, fue un genio de las letras españolas del siglo XX. Su talento se manifestó en diversos géneros literarios y artísticos, como la poesía, el teatro, la prosa y la música. Fue uno de los máximos exponentes de la generación del 27, un grupo de escritores que renovó la literatura española con su creatividad y su compromiso con la realidad social y cultural de su época. Entre sus obras más célebres se encuentran Romancero gitano, una colección de poemas que refleja el mundo y la cultura gitana con un lenguaje simbólico y musical; Poeta en Nueva York, un libro de versos que denuncia la deshumanización de la gran ciudad y expresa el dolor y la angustia del poeta ante la injusticia y la violencia; Bodas de sangre, Yerma y La casa de Bernarda Alba, tres dramas que retratan la tragedia de la vida rural española, marcada por el honor, la represión y el destino; y Diván del Tamarit, un conjunto de poemas inspirados en la poesía árabe clásica, que abordan temas como el amor, la muerte y el tiempo. El estilo de García Lorca se caracteriza por la combinación de elementos tradicionales y vanguardistas, la expresión de los sentimientos y las pasiones humanas, el uso de símbolos e imágenes sugerentes y la musicalidad y el ritmo de sus versos. Su vida estuvo marcada por su sensibilidad artística, su compromiso social y político, su homosexualidad y su trágica muerte a manos de los sublevados durante la guerra civil española. Fue fusilado en Víznar, Granada, el 18 o 19 de agosto de 1936, sin que se haya podido esclarecer el lugar exacto ni las circunstancias de su asesinato. Su legado ha sido reconocido y admirado por numerosos escritores, artistas e intelectuales de todo el mundo.

Prados, Emilio

Emilio Prados (Málaga, 4 de marzo de 1899 – Ciudad de México, 24 de abril de 1962) fue un destacado poeta español que formó parte de la Generación del 27, un grupo de escritores y artistas que se caracterizó por su renovación estética y su compromiso cultural. Prados estudió en la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde conoció a Federico García Lorca, Luis Buñuel, Salvador Dalí y otros intelectuales de su época, con los que mantuvo una estrecha amistad.

La obra poética de Prados se puede clasificar en tres etapas, según su evolución temática y formal:

  • Una primera etapa de influencia vanguardista, en la que Prados experimenta con el lenguaje y las imágenes para crear una poesía original y sorprendente. Algunas de sus obras de esta etapa son: Tiempo (1925), un libro que refleja su visión del mundo a través de símbolos como el reloj, el espejo o el laberinto; Vuelta (1927), un poemario que expresa su nostalgia por la infancia y su tierra natal; Seis estampas para un rompecabezas (1925), una obra surrealista que juega con la combinación de palabras e imágenes; El misterio del agua (1926-1927), una colección de poemas que explora el tema del agua como símbolo de vida y muerte, inspirada en la fuente del patio de su casa en Málaga.
  • Una segunda etapa de compromiso social, en la que Prados se involucra en la realidad política y social de España durante la guerra civil. Su poesía se vuelve más directa y crítica, denunciando las injusticias y el sufrimiento causados por el conflicto. Algunas de sus obras de esta etapa son: Jardín cerrado (1936), un libro que refleja el dolor y la angustia del poeta ante la guerra; Romancero general de España (1937), una obra colectiva en la que participaron otros poetas del 27 como Rafael Alberti o Miguel Hernández; La piedra escrita (1939), un poemario que recoge sus impresiones sobre el exilio.
  • Una tercera etapa de introspección mística, en la que Prados busca una salida espiritual a su situación de exiliado. Su poesía se vuelve más íntima y profunda, expresando su anhelo de trascendencia y su fe en Dios. Algunas de sus obras de esta etapa son: La voz cautiva (1941-1959), una obra que recoge su experiencia del exilio y su búsqueda espiritual; Llama viva (1959), un libro que celebra el amor como fuente de vida; Hasta no sé qué día (1961), un poemario póstumo que resume su trayectoria poética.

Prados no solo fue poeta, sino también editor y fundador, junto con Manuel Altolaguirre, de la revista Litoral y la imprenta Sur, que fueron fundamentales para la difusión de la obra de los poetas del 27. Prados también colaboró con otros proyectos culturales como la revista Hora de España o el Colegio Español en México.

Vallejo, César

César Vallejo, uno de los más grandes innovadores de la poesía universal del siglo XX y el máximo exponente de las letras en el Perú, nació el 16 de marzo de 1892 en la ciudad andina de Santiago de Chuco, al norte del Perú. Su familia pensó en dedicarlo al sacerdocio, lo que influyó en su poesía, que tiene un fondo religioso y metafísico. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Trujillo y Derecho en la Universidad de San Marcos, pero abandonó sus estudios para dedicarse a la docencia y al periodismo. En 1918 publicó su primer poemario, Los heraldos negros, que marca el inicio de su búsqueda de una expresión propia, alejada del modernismo. En 1922 publicó su obra maestra, Trilce, un libro vanguardista que rompe con las normas gramaticales y métricas tradicionales y crea un lenguaje poético muy personal. En 1923 viajó a Europa, donde residió hasta su muerte, con algunas estancias en Madrid y otras ciudades. En París conoció a su esposa, Georgette Philippart, y se involucró en el movimiento comunista. Durante su exilio escribió obras en prosa como Escalas (1923), Fabla salvaje (1923), El tungsteno (1931) y Paco Yunque (1931), así como crónicas periodísticas sobre la situación política y social de Europa. Su poesía se hizo más humana y solidaria, reflejado en los poemas póstumos Poemas humanos (1939) y España, aparta de mí este cáliz (1939), que fueron publicados gracias al empeño de su viuda. César Vallejo murió el 15 de abril de 1938 en París, a causa de una enfermedad desconocida. Sus restos fueron trasladados al cementerio de Montparnasse. La poesía de César Vallejo abarca una gran variedad de temas, que reflejan su visión del mundo, su experiencia vital y su compromiso social. Algunos de los temas principales de su poesía son: la muerte, que le inspira temor, angustia, rebeldía y esperanza; el dolor físico y moral que siente por su propia condición humana y por la injusticia social; la religión, que influye en su poesía, pero también se distancia de la ortodoxia religiosa y busca una fe más personal y crítica; el amor, que lo celebra como una fuerza vital y creadora; y la política, que refleja su compromiso con los oprimidos, los explotados, los marginados y los pueblos que luchan por su liberación.

Oliver, Antonio

Antonio Oliver fue un poeta, crítico literario, historiador de arte, ensayista y biógrafo español. Nació en Cartagena el 29 de enero de 1903 y murió en Madrid el 28 de julio de 1968. Fue parte de la generación del 27 y se inspiró en autores como Rubén Darío y Juan Ramón Jiménez. Publicó libros de poesía como Mástil y Tiempo Cenital. Junto con su esposa Carmen Conde, fundó la primera Universidad Popular de Cartagena en 1931, donde realizó una amplia labor cultural y educativa. Durante la guerra civil, trabajó como telegrafista y sufrió una enfermedad cardíaca que lo afectó el resto de su vida. También se dedicó al estudio y la edición de obras de otros autores, como Ramón Llull. Fue un escritor que mantuvo su estilo modernista a pesar de las tendencias vanguardistas y posguerra. Algunas de las obras más importantes de Antonio Oliver son: Mástil (1925): su primer libro de poesía, con influencias de Juan Ramón Jiménez y el modernismo. Tiempo cenital (1932): su segundo libro de poesía, con rasgos creacionistas y vanguardistas. Canto funeral por Manolete (1947): un poema dedicado al famoso torero muerto en la plaza. Libro de loas (1947): una colección de poemas líricos que celebran la vida y el arte. Don Luis de Góngora (1963): un estudio sobre la obra y la vida del poeta barroco. Garcilaso de la Vega (1965): una biografía novelada del poeta renacentista. Archivo Rubén Darío (1968): una edición crítica de los documentos del poeta nicaragüense que Oliver rescató y publicó.

Espina, Antonio

Antonio Espina fue un escritor y periodista español, nacido en Madrid en 1891 y fallecido en la misma ciudad en 1972. Fue un autor vanguardista, que cultivó la poesía, la narrativa, el ensayo y la biografía. Colaboró en revistas como Revista de Occidente, La Gaceta Literaria y Nueva España. Fue también un activo republicano de izquierdas, que ocupó varios cargos políticos durante la Segunda República. Era hijo del pintor y grabador Juan Espina y Capo y nieto del médico y académico Antonio Espina y Capo, pionero de la radiología en España. Entre las obras más destacadas de Antonio Espina se pueden mencionar las siguientes: Umbrales (1918) y Signario (1923), sus dos únicos libros de poesía, de estilo vanguardista e introspectivo. Pájaro pinto (1926) y Luna de copas (1929), dos novelas experimentales que aplican técnicas cinematográficas y metafóricas a la narrativa. Luis Candelas, el bandido de Madrid (1930), una biografía del famoso bandolero del siglo XIX, que forma parte de una serie de vidas españolas e hispanoamericanas del siglo XIX editada por Espasa Calpe. El nuevo diantre (1934), una colección de ensayos sobre temas literarios, artísticos y sociales, con un tono crítico e irónico. Poesía completa y epistolario (1975), una edición póstuma de su obra poética y su correspondencia con otros escritores como Juan Ramón Jiménez, Ramón Gómez de la Serna o José Ortega y Gasset.

Aleixandre, Vicente

Vicente Aleixandre es uno de los poetas españoles más destacados de la generación del 27. Su vida transcurrió entre Sevilla, donde nació en 1898, y Madrid, donde falleció en 1984. Fue miembro de la Real Academia Española desde 1950 y obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1977.

Su poesía se basa en el poder de la metáfora y lo sitúa como el máximo exponente del surrealismo poético español. Su evolución se puede dividir en tres fases: una inicial de poesía pura (influida por Juan Ramón Jiménez, Pedro Salinas y Jorge Guillén), otra de poesía surrealista y una final de poesía antropocéntrica.

Entre sus obras más relevantes se encuentran: Ámbito (1928), La destrucción o el amor (1935), Sombra del paraíso (1944), Historia del corazón (1954), Poemas de la consumación (1968) y Diálogos del conocimiento (1974).

Diego, Gerardo

Gerardo Diego Cendoya, nacido en Santander el 3 de octubre de 1896 y fallecido en Madrid el 8 de julio de 1987, fue un poeta y musicólogo español encuadrado en la Generación del 27. Doctorado en Lengua y Literatura por la Universidad de Madrid en 1920, impartió clases como profesor de instituto en diversas ciudades de la geografía española. Durante la década de 1920 comenzó a escribir poesía de vanguardia y experimental, uniéndose a los movimientos ultraístas y creacionistas. Las localizaciones donde residía inspiraron muchos de sus trabajos como: Imagen (1922), Soria (1923) o Versos humanos (1925). Sin embargo, con posterioridad, se dedicó a una poesía más religiosa: Via crucis (1931) y Ángeles de Compostela (1940). Aunque se considera que sus mejores obras fueron dos de sus últimos poemarios: Alondra de verdad (1941), un diario en 42 sonetos con un tono más clásico y tradicional, y Paisaje con figuras (1956). En 1979 le fue entregado el Premio Cervantes compartido con Jorge Luis Borges.