Joan Brossa i Cuervo

Nacido en el barrio de Sant Gervasi de Barcelona, el 9 de enero de 1919 Joan Brossa i Cuervo quedó huérfano de padre cuando todavía era muy joven, viviendo su infancia con la familia materna. A los diecisiete años se alista en el ejército republicano y combate en el frente de Lleida durante la Guerra Civil. Una vez acabada la contienda, se ve forzado a el servicio militar en Salamanca, donde conoce a otros intelectuales catalanes, como Enric Tormo.

Ya de vuelta a su ciudad, entra en contacto con el mundillo artístico de Barcelona, entablando amistad con Joan Miró, Josep Vicenç Foix, quien le orienta sobre el aspecto formal de sus textos, Arnau Puig, Joan Ponç y Antoni Tàpies, con quienes participa en el único número de la revista Argol (1947), considerada la primera revista vanguardista tras la guerra. Poco tiempo después colabora en la revista surrealista y existencialista perteneciente al grupo artístico “Dau al Set”, con textos de automatismo psíquico sobre imágenes oníricas. A partir de este momento, y tras un periodo de investigación y experimentación, pone su interés en el género dramático, creando obras como Quiriquibú (1945), El crim (1945) y Nocturns encontres (1947), entre otras.

En 1951 publicó la colección de poemas Em va fer Joan Brossa, donde se puede detectar la influencia de su amigo, el poeta brasileño Joâo Cabral de Melo, en unas creaciones breves con una clara denuncia social y política. Cuatro años más tarde aparecerá El pedestal són les sabates, y continúa experimentando con el aspecto formal de la poesía: sonetos, odas sáficas, prosa poética, sainetes o teatro-cabaret, con títulos como: El poeta presenta quinze pantomimes (1956), Tríptic (1957), Vint-i-una odes, uns goigs, una dansa i un sonet (1958), Or i sal (1959) y Poemes civils (1960). Continuando, al mismo tiempo, la colaboración con Antoni Tàpies, Joan Ponç, entre otros artistas plásticos, mediante poemas, serigrafías o grabados.

Poco a poco llegará Brossa a la poesía visual mediante su rechazo a diferenciar la palabra y el objeto y que será integrada en sus creaciones a partir de finales de la década de 1950: Frègoli (1965), de esta forma rompe con las fronteras entre las diferentes materias artísticas, dando el salto de la palabra a la experiencia con la materia y los objetos, en lo que él denominó: «accions espectacle». Por lo que el conjunto de su obra se podría estructurar en varios espacios creativos: obra poética, poesía escénica (obra dramática), poemas visuales, poemas objeto y poemas urbanos.

Joan Brossa i Cuervo falleció en Barcelona el 30 de diciembre de 1998.

Tu

Si eres una onada, 
series el meu joc favorit.
Si m’estimaves sempre, 
series la plenitud.
Si eres una manera de parlar, 
series el diàleg.
Si ploraves inquieta, 
et buscaria i no et trobaria.
Si eres una posta de sol, 
series la més bella de totes.
Si eres un arbre, 
series un cedre.
Si ostentaves colors, 
series blanca i vermella.
Si eres la neu, 
passaries enllà.
Si eres una substància, 
series el bàlsam.
Si eres substituïda, 
series la fusta d’una columna.
Si jo era un vaixell, 
et duria al bell davant de la proa.
Si no eres una noia, 
series una rosa boscana.
Si eres un estel invisible, 
series el mutu amor.
Si em circumdaves suaument i et dissolies, 
series el
serení de la nit que mulla els arbres.
Si defallies, 
series un escut romput.
Si eres una flor, 
mai no t’apagaries.
Si llampeguejaves, 
series talment una pedra encastada
del color del flux del mar.
Si et veia en qualsevol indret, 
t’assenyalaria a tu.
Si eres indiferent, 
series el crepuscle.
Si em miraves distretament, 
series la meva esperança.
La teva presència em sembla la forma més plaent de la
 mateixa harmonia.
Si la música s’omplia de tu, 
brollaria un acord greu i
 planyívol.
Si eres un trèvol, 
series la clau de l’aurora.
Si eres la suavitat, 
series el pes de l’aigua.
Si eres la tristesa, 
series els dies i el temps.
Si eres un desig, 
series passió desplomada.
Si eres la lluna, 
series una ala.
Si eres un rellotge, 
series un cercle profund.
Si eres l’espai, 
en series meitat i centre. 
Si no eres un estel favorable, 
series una roca que defensa
un territori.
Si t’amagaves de mi per sempre més, 
series la nit
 circumdant.
Si eres un camí, 
series la riba del mar.
Si eres un jardí, 
series un astre de flors.
Si eres un paisatge, 
series un bosc que respira.
Si eres un anell, 
series irrompible per sempre més.
Si eres ombra densa, 
series un camí entre els astres
 diàfans.
Si eres una tarda, 
series un dia.
Si eres un any, 
series un segle.
Si eres un soroll, 
series el soroll d’unes passes que
ressonen sentides en secret.
Si eres un pedestal, 
series una illa blavenca.
Si el món era romput a trossos, 
series el seu silenci.
Si inclinaves més el front, 
el cor dringaria clar.
Si sospires, 
el temps que passa esdevé dolç.
Si t’enfiles pel cel, 
en la meditació et trobo.
Si eres una boleta, 
series una sola gota d’aigua.
Vius en el sentit de la flama, 
no en el de la cendra.
Si eres un nombre, 
series una quantitat inacabable.
Si mudaves de forma, 
series una muntanya obscura i
 agradable.
Si eres l’oratge, 
dormiries damunt una cua de colors.
Si et coneixia la pluja, 
cauria al lloc que tu indicaries.
Si intentaves de salvar algú, 
l’ompliries d’espigues.
Si eres una paret, 
t’escudarien els arbres.
Si queia la llum, 
series la copa de cada dia.
Cobriries la joventut, 
si eres la matinada.
Si passava la tardor, 
tu series la primavera imminent.
Si eres un color, 
series l’alegria del sol en un bancal
d’herba.
Si eres una veu, 
tindries el color d’un perfum.
Si eres un perfum, 
tindries la veu del color que et duria.
Si eres un vidre, 
apagaries els sospirs.
Si eres un desert, 
onejaries sense cap límit
Si eres una paraula, 
series estimar-se.
Si eres un ídol, 
jo prepararia la teva adoració als santuaris.
Si eres tèbia claror, 
et voltaries de ramats.
Si eres una gota de sang, 
il.luminaries.
Si el món de vida era tot solitud i caos, ja estaries destinada
 a manifestar-te.
Si el món era una boirosa caverna, 
en tu convergirien
 infinituds.
Tu ets el més bell reflex de la Imatge primordial
Que enllà dels temps es multiplica inexpresable.
 (Traducción de Alfonso Alegre y Victoria Padilla)

Si fueras una ola, 
serías mi juego favorito.
Si me quisieras siempre, 
serías la plenitud.
Si fueras una manera de hablar, 
serías el diálogo.
Si lloraras inquieta, 
te buscaría y no te encontraría.
Si fueras una puesta de sol, 
serías la más bella de todas.
Si fueras un árbol, 
serías un cedro.
Si ostentases colores, 
serías blanca y roja.
Si fueras la nieve, 
pasarías más allá.
Si fueras una sustancia, 
serías el bálsamo.
Si fueras sustituida, 
serías la madera de una columna.
Si yo fuera un barco, 
te llevaría delante mismo de la proa.
Si no fueras una muchacha, 
serías una rosa silvestre.
Si fueras una estrella invisible, 
serías el mutuo amor.
Si me rodeases suavemente y te disolvieses, 
serías el rocío de la
 noche que moja los árboles.
Si desfallecieras, 
serías un escudo roto.
Si fueras una flor, nunca te apagarías.
Si relampaguearas, 
serías talmente una piedra engastada del color
 del flujo del mar.
Si te viese en cualquier lugar, 
te señalaría a ti.
Si fueras indiferente, 
serías el crepúsculo.
Si me mirases distraídamente, 
serías mi esperanza.
Tu presencia me parece la forma más placentera de la armonía
 misma.
Si la música se llenara de ti, 
brotaría un acorde grave y lastimero.
Si fueras un trébol, 
serías la llave de la aurora.
Si fueses la suavidad, 
serías el peso del agua.
Si fueras la tristeza, 
serías los días y el tiempo.
Si fueras un deseo, 
serías pasión desplomada.
Si fueras la luna, 
serías un ala.
Si fueras un reloj, 
serías un círculo profundo.
Si fueras el espacio, 
serías su mitad y su centro.
Si no fueras una estrella favorable, 
serías una roca que defiende
un territorio.
Si te escondieras de mí para siempre, 
serías la noche circundante.
Si fueras un camino, 
serías la orilla del mar.
Si fueras un jardín, 
serías un astro de flores.
Si fueras un paisaje, 
serías un bosque que respira.
Si fueras un anillo, 
serías eternamente irrompible.
Si fueras sombra densa, 
serías un camino entre los astros diáfanos.
Si fueras una tarde, 
serías un día.
Si fueras un año, 
serías un siglo.
Si fueras un ruido, 
serías el ruido de unos pasos que resuenan
 oídos en secreto.
Si fueras un pedestal, 
serías una isla azulada.
Si el mundo fuese roto en pedazos, 
serías su silencio.
Si inclinaras más la frente, 
el corazón tintinearía claro.
Si suspiras, 
el tiempo que pasa se vuelve dulce.
Si te encaramas por el cielo, 
en la meditación te encuentro.
Si fueras una bolita, 
serías una sola gota de agua.
Vives en el sentido de la llama, 
no en el de la ceniza.
Si fueras un número, 
serías una cantidad inacabable.
Si mudaras de forma, 
serías una montaña oscura y agradable.
Si fueras el viento terral, 
dormirías sobre una cola de colores.
Si te conociera la lluvia, 
caería en el lugar que tú indicaras.
Si intentaras salvar a alguien, 
lo llenarías de espigas.
Si fueras una pared, 
te escudarían los árboles.
Si cayera la luz, 
serías la copa de cada día.
Cubrirías la juventud, 
si fueras la madrugada.
Si pasara el otoño, 
tú serías la primavera inminente.
Si fueras un color, 
serías la alegría del sol en un bancal de hierba.
Si fueras una voz, 
tendrías el color de un perfume.
Si fueras un perfume, 
tendrías la voz del color que te llevara.
Si fueras un cristal, 
apagarías los suspiros.
Si fueras un desierto, 
ondearías sin ningún límite.
Si eres una palabra, 
serías amarse
Si fueras un ídolo 
yo prepararía tu adoración en los santuarios.
Si fueras tibia claridad, 
te rodearías de rebaños.
Si fueras una gota de sangre, iluminarías.
Si el mundo de vida fuera todo soledad y caos, 
ya estarías destinada a
 manifestarte.
Si el mundo fuera una brumosa caverna, 
en ti convergerían infinitudes.
Tu eres el más bello reflejo de la Imagen primordial
Que allende los tiempos se multiplica inexpresable.

Un artículo de Antonio Cruzans

Entradas creadas 267

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba