Gutiérrez Albelo, Emeterio

Emeterio Gutiérrez Albelo fue un poeta y editor español que perteneció a la Generación del 27, un grupo de escritores que renovó la literatura española con su experimentación y su apertura a las vanguardias europeas. Nació en Icod de los Vinos, Tenerife, el 17 de agosto de 1904 y falleció en Santa Cruz de Tenerife el 6 de agosto de 1969. Su padre, Emeterio Gutiérrez López, fue el primer cronista oficial de Icod y director de varias publicaciones locales, donde el joven poeta publicó sus primeros versos. Estudió bachillerato y magisterio en la Universidad de La Laguna y ejerció como maestro en diferentes localidades de la isla. Su obra se caracteriza por la búsqueda de la belleza, el humor y la ironía, así como por la influencia del surrealismo y la vanguardia. Su primer libro editado fue Campanario de la primavera (1930), donde rompió con la estética modernista y mostró su originalidad y su sentido del humor. En él se encuentran poemas como “Adiós a la pipa” o “Luces en la noche”, que habían aparecido previamente en la revista Hespérides, dirigida por Eduardo Westerdahl. Su segundo libro fue Charlot (1931), un homenaje al personaje de Charles Chaplin, que reflejaba su admiración por el cine y su crítica social. En este libro se percibe la influencia del surrealismo y del humorismo negro, con poemas como “El hombre que se suicidó por amor” o “El hombre que se comió una bombilla”. Su tercer libro fue La isla del viento (1934), una obra que recogía sus impresiones sobre el paisaje y la cultura canarios, con un lenguaje poético y evocador. En él se encuentran poemas como “La isla del viento” o “El canto del guanche”, que expresan su identidad insular y su nostalgia por el pasado aborigen. Su cuarto libro fue El ángel de las violetas (1942), un libro que expresaba su amor por la naturaleza y su nostalgia por la infancia. En él se encuentran poemas como “El ángel de las violetas” o “La fuente del jardín”, que muestran su sensibilidad lírica y su delicadeza estética. Además de estos libros, Gutiérrez Albelo publicó otros poemarios como Enigma del invitado (1936), donde exploró el tema de la muerte y el misterio de la existencia, o Poemas para un tiempo de silencio (1968), donde reflexionó sobre el paso del tiempo y la soledad. También escribió ensayos, artículos periodísticos, cuentos infantiles y obras teatrales. Fue un gran difusor de la cultura y fundó o colaboró en diversas revistas literarias como Hespérides, La Rosa de los Vientos, Gaceta de Arte o Mensaje. Fue reconocido con varios premios y homenajes, entre ellos el Premio Canarias de Literatura en 1985. Emeterio Gutiérrez Albelo fue uno de los poetas más originales e innovadores de su generación. Su obra combina el humor con la emoción, lo cotidiano con lo fantástico, lo local con lo universal. Su voz sigue resonando hoy en día como una invitación a la poesía y a la vida.

Entradas creadas 323

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba