Alexander Blok

Aleksandr Aleksandrovich Blok falleció el 7 de agosto de 1921 en Petrogrado, la actual San Petersburgo. Nacido el 28 de noviembre (aunque en su momento la fecha correspondiente al calendario antiguo fuese el 16 de noviembre), de 1880 en San Petersburgo, Rusia, fue un poeta y dramaturgo que llegó a ser el principal representante del simbolismo ruso, un movimiento literario modernista que, a diferencia de lo ocurrido en la Europa occidental, estuvo en Rusia fuertemente influenciado por elementos místicos y religiosos ortodoxos orientales. Su entorno familiar era bastante intelectual, incluso tras la separación de sus padres, pues se crio en un ambiente refinado, como correspondía a la mansión aristocrática de sus abuelos maternos. No era de extrañar, por todo ello, que Blok comenzara a escribir poemas a la temprana edad de los cinco años, por lo que la expresión poética le resultara algo consustancial en su personalidad. En 1903 Blok se casó con Lyubov Mendeleyeva, hija del famoso químico DI Mendeleyev, el mismo año en que publicaría su primer libro de poemas, bastante influenciado por la poesía romántica de principios del siglo XIX de Pushkin o de Solovyov. Sin embargo, Blok supo imponer su originalidad, sobre todo en los ritmos innovadores, pues para él, el sonido y la musicalidad eran elementos primordiales en el verso. Así llegamos a  “Versos sobre la dama hermosa”, de 1904, donde se centra en temas personales e íntimos que se presentan en un plano místico y carecen de contemporaneidad. Sus siguientes colecciones de poemas diferían significativamente ya que trataban temas de la vida urbana, momentos revolucionarios y aspectos psicológicos complejos. Entre ellas destacaremos “Máscara de nieve” (1907) y “Tierra en nieve” (1908). Así mismo, durante este periodo también escribió algunas obras de teatro, como “El extraño” (1907) o “La canción del destino” (1909), en las que desarrolló los ideales de la vieja intelectualidad rusa y las tradiciones del radicalismo social. La culminación de la obra de Blok llegó con “Horas nocturnas” (1911) y “Poemas sobre Rusia” (1915), donde se reflejan su visión sobre el momento histórico vivido por su tierra durante la Primera Guerra Mundial y la Revolución que culminaría en 1917, año en el que Blok trabajaría para la comisión que investigaba los crímenes del gobierno imperial, haciéndolo, posteriormente, para los bolcheviques, de los que se iría distanciando progresivamente, bastante desilusionado, hasta dejar de escribir. Sin embargo, antes nos dejaría su novela en verso “Los doce” (1918) donde quedaría patente su perspectiva ante la caída del humanismo.

EL VIENTO IRRUMPE, AÚLLA LA NIEVE…

El viento irrumpe, aúlla la nieve,
Y en la memoria por un instante resurge
Aquel lugar, aquella orilla lejana...
Las flores débiles bajo la escarcha se marchitaron...

Y mis antiguas afecciones
Susurran como la hierba seca...
Es de noche. Y en la noche, por un sendero tupido
Voy hacia el abismo cubierto de nieve...

La noche, el bosque y la nieve. Y yo llevo
El peso odioso de los recuerdos...
De pronto, allá, se divisa una casita en un claro
Y una muchacha canta en el bosque.

6 de enero de 1912
Versión de Jorge Bustamante García

Un artículo de Antonio Cruzans

Entradas creadas 323

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba