Día a día.

Alba

El alba busca el sentido de dar forma al día…
en el día.
Y el día busca al día desde el alba hasta el ocaso…
cada día.
¿Qué busca conseguir nuestra existencia cada día…
en el día?
Abrir los ojos al alba todos los días…
día a día.
¡Despierta, Noche!

¡Despierta, Noche!
¿Pues acaso no escuchas
cómo late mi corazón?

¿Cuándo dejará
mi existencia de ser
un sartal de melancolías?

¿Qué obra en mí,
qué maleficio,
que solo me aporta
duelos y desgracias?

¡Despierta, Noche!
¿Pues acaso no escuchas
cómo gime mi razón?
El canto a Poseidón

Hijo de Cronos y Rea
que cabalgas sobre las olas
en la vasta extensión
del más inmenso de los reinos.
Rey de océanos y mares,
dueño y señor de los vientos
y tormentas,
mima la gobierna
en buena dirección,
siempre favorable,
para que mi proa
surque el piélago.
¡Viento a favor!
Gracias, padre

Con todo mi amor y recuerdo a mi MEJOR AMIGO, que se fue en silencio y me dejó lo mejor que tenía: su bondad, sus enseñanzas y su amor por los demás; que se fue sin esperar nada a cambio de nadie y con la misma sencillez con que vino.
El día de su marcha fueron muchísimos quienes adiós le dijeron.
Hoy, tras veintiséis años, todavía me lo recuerdan con respeto y amor.
Y eso para mí tiene mucho SENTIDO…
Gracias, padre.
Entradas creadas 323

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba